TÚ ESTÁS AQUÍ Y AHORASoluciones físicas e imaginarias al tocar el fagot

Soluciones físicas e imaginarias al tocar el fagot


Mente y Fagot

Concentrar Mente y Sensaciones

En el momento de estar tocando el fagot son muchos los aspectos que necesitamos desarrollar para ir alcanzando nuestras metas artísticas, que se alcanzán una a una. Pero la cuestión de en qué estamos pensando o qué sensaciones físicas estamos sintiendo al tocar el fagot es hace necesaria el buscador atento, que no la puede pasar por alto. Pensar en facturas, problemas y ocios mientras tocamos es algo normal. Pero donde debemos centrar nuestras energías es en la mente. La mente debe estar siempre centrada en las sensaciones físicas durante el estudio del fagot. Esta guía te puede ser útil:

Sensaciones físicas:

  1. La calma, la paz interior, la concentración.
  2. La relajación física desde el cuello, brazos, manos, hombros, pelvis, piernas y dedos de los pies.
  3. La posición natural y equilibrada del cuerpo significa columna recta, barbilla ligeramente inclinada, mandíbula abajo, hombros relajados y a esa posición acercas y adaptas el instrumento a ti.
  4. La vibración de la columna de aire interna, dejando que el aire resuene en tu interior.
  5. Músculos abdominales, costales y lumbares siempre preparados y listos para que el aire siempre sea lanzado a la máxima expresión...
  6. Las plantas de los pies bien apoyadas al suelo, sintiendo el peso del cuerpo en la planta de los pies así como en las rodillas, ligeramente flexionadas.

Imaginarias

  1. Que lanzas el sonido allí de lejos o aquí de cerca.
  2. Un paisaje, una escena, una cara o cualquier imagen que puedas imaginar y te ayude a ejecutar un pasaje.
  3. Te imaginas que lanzas aire caliente o aire muy frío.
  4. Imaginas que escupes al emitir.

 

Mentales

  1. La máxima atención en lo que estás escuchando. Esto sólo se logra tocando con toda la zona de los oidos relajada.
  2. La "seriedad" en el trabajo, la concentración en los objetivos marcados para cada jornada de estudio. La planificación y la constancia.
  3. Entrar en una especie de trance al tocar que se logra cuando se toca con la máxima natura, de una manera orgánica y sencilla, sin esfuerzo y feliz.

Y esta ha sido esta reflexión esquema acerca de cómo canalizar nuestra energía mental a la hora de tocar nuestro instrumento en las horas de estudio.

Buenos hábitos!