TÚ ESTÁS AQUÍ Y AHORAAjustando la caña I

Ajustando la caña I


Puntos importantes en el raspado de la caña de fagot

Los ajustes en el raspado y ajuste de la caña ha de hacerse sabiendo muy bien lo que se busca. Esto hace ganar mucho tiempo y calidad en el resultado final.

Para ello, lo más importante es tener un enfoque metódico, una visión global, prestando mucha atención a lo que se está haciend, al detalle, aprendiendo de los errores y desarrollando conocimientos y habilidades con el fin de encontrar la caña que uno desea.

DIAGNÓSTICO

No descartes nunca una caña pensando que es mala, porque la caña más imposible pueden tener un final feliz y viceversa. Ok, la caña no suena bien, pero... ¿qué es lo que no se suena bien? Puede ser una o más cosas. Por ejemplo, el ataque no es bueno... raspar la punta / ajustar el área o áreas que influyen en la punta, que muchas veces define el staccato. Pero si hay más problemas, es el momento de ser metódico y resolverlos uno a uno. Cuando tocas una caña probablemente puedes decir inmediatamente si la caña es demasiado dura, demasiado blanda, demasiada oscura, brillante, demasiado pesada en el registro agudo, demasiado pesada en el registro grave, muy espumosa, etc... adoptar la dinámica de corregir los problemas en el orden en que se revelan.

BALANCE

Es importante saber que todos los elementos de la caña están relacionados y que es este equilibrio el que dará como resultado una caña de calidad. Es pues capital lograr este equilibrio que puede ocurrir por pura suerte o bien desarrollando una sensibilidad de cómo proceder en cada momento.

Esta sensibilidad con las cañas sólo puedes desarrollarlo con carácter estratégico y no raspando nunca demasiado a la vez ni al tumtum. Raspar con el ojo! Ver, no importa donde se raspe, que no haya pozos o bordes. Pasos suaves de la navaja. Equilibrio entre el centro de la caña hacia los bordes. Demasiado gruesa en el centro y demasiado delgada en los bordes por ejemplo, te dará una caña que tenderá a la resistenta. Utilice la vista para ver que no hay surcos. La armonía y suavidad a través de la caña entera es muy importante. Aprende cómo reacciona la caña con diferentes raspados.

HERRAMIENTAS

Usa tu imaginación cuando se trata de herramientas. Es importante tener las herramientas que se necesitan para trabajar y que se adapten a los diferentes momentos. Las herramientas principales son un mandril, fresa, lengueta, una navaja y unos alicates. El mandril no debe ser demasiado larga como entonces se llega a la lengua dentro de la caña. La lengua debe ser lo suficientemente amplia como para que toda la caña se coloca sobre ella. El cuchillo o navaja debe adaptarse bien en la mano y ha de ser fácil de afilar. La pinza debe ser pequeña y no demasiado amplia para que pueda llegar a las áreas estrechas. El papel de lija, resistente a la humedad y con una superficie muy lisa (P1000). Es una buena ayuda para la superficie de caña y cuando es necesario ajustar la punta. Una lima de uñas de metal es excelente por ejemplo, limar los bordes de la caña. Un cuchillo con un borde curvo facilita raspar zonas pequeños con más precisión. A continuación encontrarás una sección de detección errores en la caña, y una descripción de lo que ocurre (o lo que puede pasar) al ajustar los diferentes puntos. ¡Buena suerte! de Christian Davidsson, traducido por elfagot.com

Sigue leyendo en:

- Ajustando la Caña II
- Ajustando la Caña III

Average: 7 (5 votes)